Crowdfunding

nombre autor entrada

Escrito por Ricardo Becerril

CCO de Inveslar

La revolución de las inversiones de las Fintech

Publicado mayo 17, 2017

En expansión, inveslar

Qué hacer con nuestros ahorros es una pregunta que solemos plantearnos con frecuencia. Nos debatimos entre la seguridad de mantenerlos en una cuenta de ahorros y la posibilidad de realizar una inversión que nos genere unos beneficios a corto o largo plazo. En el caso de que ya nos hayamos decidido a invertir, las dudas surgen en torno a qué podemos destinar nuestro dinero. Hoy existe una variedad inabarcable de productos de inversión. Acciones, fondos, startups o bonos son algunas de las posibilidades que tenemos a nuestra disposición.

 Dentro de todas estas alternativas, la inversión inmobiliaria es una de las más demandadas. Su base consiste en la compra de un terreno o inmueble, ya sea un apartamento pequeño o una propiedad de lujo, con el objetivo de rentabilizarlo a través del alquiler o de la posterior venta.

 La razón de que muchos inversores apuesten por este tipo de negocio reside fundamentalmente en sus ventajas. Las propiedades inmobiliarias no sufren de una forma tan acusada los cambios de los mercados. Además, el hecho de ser algo tangible nos da siempre una mayor confianza.

 ¿Qué es una fintech?

 La revolución digital es un proceso que ha involucrado a todos los ámbitos de nuestra vida. Ha introducido la tecnología tanto en nuestras rutinas diarias como en el sector de los negocios. Y las finanzas e inversiones no han sido una excepción. Sus productos han tenido que adaptarse a los nuevos tiempos, razón por la que han incluido las nuevas tecnologías en ellos dando como resultado un nuevo modelo de inversión. Las fintech son una clara muestra de esta combinación de tecnología e innovación con las finanzas.

 El concepto de fintech es de lo más amplio. Es un nuevo modelo de negocio que engloba a todo tipo de servicios financieros que se valen de las nuevas tecnologías digitales para prestar sus servicios de una manera más cómoda y sencilla. Dentro de este concepto encontramos préstamos online, banca digital, inversiones a través de Internet o el crowdfunding inmobiliario.

 Tan solo con un smartphone y acceso a Internet, las fintech permiten realizar todo tipo de operaciones financieras sin moverte. Esto hace que ya no sea necesario que te dirijas personalmente a nuestro banco, incluso para tareas más complejas. Además, reduce considerablemente los tiempos al funcionar a base de clic.

 Los usos más habituales de las fintech son los pagos y transacciones. Hoy por hoy, hay pocos bancos que no ofrezcan la posibilidad de hacer transferencias o realizar pagos a través de Internet. De igual manera, solicitar un préstamo ya no es algo que haya que hacer personalmente. Ahora contamos con la posibilidad de hacerlo virtualmente, de manera que nos evitamos buena parte de los trámites habituales hasta ahora.

 Pero no solo los bancos cuentan con el soporte de las fintech. Estas han tenido un papel protagonista en el desarrollo de los nuevos modelos de inversión. Existe  una amplia variedad de empresas y plataformas a través de las cuales podemos meternos de lleno en el mundo de las inversiones sin tener que pasar por una entidad bancaria. Además, han conseguido simplificar los pasos a seguir cuando invertimos e, incluso, ponen a nuestra disposición apoyo formativo en muchas ocasiones.

 ¿Cómo funciona una fintech en el sector inmobiliario?

 Las fintech han traído al sector inmobiliario un nuevo modelo de negocio completamente diferente a lo que estábamos acostumbrados. Tradicionalmente, si queríamos invertir en una propiedad inmobiliaria debíamos adquirirla para así poder rentabilizarla a lo largo del tiempo. Las fintech inmobiliarias o proptech, como también son conocidas, ofrecen un producto basado en las nuevas tecnologías, pero también relacionado con las nuevas formas de consumo.

 Su modelo de inversión tiene como pilar fundamental el crowdfunding, es decir, sigue un esquema colaborativo de negocio. Algo que ya ocurre en otros ámbitos de nuestra sociedad, en los que la economía colaborativa ha llegado para quedarse, como por ejemplo en el transporte con las plataformas de viajes compartidos.

 El crowdfunding inmobiliario consiste en la adquisición de una propiedad inmobiliaria entre múltiples inversores con el fin de obtener una rentabilidad por medio de su explotación. Al igual que en otros crowdfundings, en estos tienes la posibilidad de aportar la cantidad que te parezca oportuna. Puede ser más alta o más baja, tan solo depende de ti mismo y de lo que desees invertir. En relación con esta inversión recibirás unos beneficios, tanto por el alquiler del inmueble como por su venta posterior.

 Así, esta nueva forma de inversión te permite hacerlo sin necesidad de disponer de un gran capital. Pero no solo eso: te ofrece la posibilidad de no centrarte en un solo inmueble, pues de este modo puedes diversificar tus inversiones.

 En definitiva, son nuevos modelos de negocio que se han desarrollado bajo el amparo de las nuevas tecnologías y de los patrones de consumo de hoy. Nuevas fórmulas que nos hacen más sencillas las inversiones y rentabilizan nuestros ahorros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.