Crowdfunding

nombre autor entrada

Escrito por Ignacio Villa

CFO de Inveslar

El sistema hipotecario y sus problemas

Publicado abril 13, 2017

En expansión, inveslar

La inversión inmobiliaria siempre se ha considerado un tipo de ahorro del dinero que generaba alta rentabilidad y hasta hace bien poco, se trataba de una rentabilidad que solo un reducido grupo de inversores, con unos determinados conocimientos y una solvencia considerable, tenía la posibilidad de disfrutar.

Habida cuenta de la inestabilidad y de las condiciones laborales, cada vez es más complicado optar a una hipoteca. Pero es que, en el caso de que se pueda optar, también cada vez es menos conveniente para el usuario recurrir a este método de financiación.

Principalmente, es cada vez menos beneficioso por la inestabilidad de los tipos de interés hipotecarios, como el euríbor. Además, la dificultad para comprender e interpretar la letra pequeña del documento hipotecario, hace que se puedan llegar a situaciones injustas como la de las cláusulas suelo.

Y, sobre todo, porque se está convirtiendo en una cuestión política, que puede tener repercusión en el precio de las hipotecas, porque por ejemplo, para paliar los costes derivados de las directrices aprobadas por el gobierno para forzar a los bancos a que devolviesen el importe acorde a cada caso por las cláusulas suelo, las entidades bancarias van a subir paulatinamente el precio de las hipotecas.

Por otro lado, desde hace un tiempo, se puede acceder también a la inversión inmobiliaria a través de la estrategia del cash-flow positivo, pero este modelo, de origen estadounidense, no funciona tan bien en España, pues no basta con en el momento de abrir la operación el cash-flow salga en positivo, hay que realizar una valoración detallada del precio del inmueble, el alquiler, la hipoteca y los gastos, para que sea realmente una inversión exitosa desde el inicio.

Ante las dificultades para acceder a la inversión inmobiliaria por una buena parte de la población, se ha incorporado el método del crowdfunding al sector inmobiliario, dando lugar a un nuevo método de inversión que está a tu alcance. Y es que el crowdfunding inmobiliario ha generado una auténtica revolución dentro del sector.

 

Nuevos métodos de inversión a tu alcance

Lo cierto es que ahora, las inversiones en el sector inmobiliario se han democratizado gracias al crowdfunding, que con la ayuda de la tecnología pone las inversiones inmobiliarias a tu alcance.

¿Qué es el crowdfunding?

El crowdfunding es un método de financiación o inversión que tiene como base la unión de capitales particulares de distinta procedencia que, gracias a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación –principalmente Internet– aúnan una parte de capitales individuales para ejecutar un proyecto muy concreto. Los beneficios son directamente proporcionales al porcentaje de participación en el proyecto.

¿Cuáles son las ventajas del crowdfunding inmobiliario?

Para empezar, supone una manera muy ventajosa para gestionar nuestro capital de ahorro, puesto que presenta un riesgo bajo unido a una rentabilidad media. Además, es una opción de inversión segura porque inviertes en un tangible, esto es, realizas una inversión en tus propios bienes inmuebles, obtienes ingresos del alquiler de los mismos y, además, te beneficiarás de la plusvalía que generada en la venta a medio o largo plazo.

¿Cómo funciona la inversión inmobiliaria 'online'?

Un equipo de profesionales del sector inmobiliario realiza un exhaustivo análisis del mercado en el que estudian y seleccionan propiedades que pueden convertirse en una inversión estratégica, al considerarse un activo de calidad que posee algún valor añadido y resulta rentable.

Una vez hallado un bien inmobiliario que cumple estas características se genera el plan de negocio del promotor; se crea una Sociedad Limitada o Sociedad Proyecto cuando la operación ha sido aprobada, donde figurará como administrador la plataforma de inversión.

La plataforma de inversión online publicará el proyecto para iniciar la fase de captación de financiación. El proyecto se cerrará cuando se alcance el total del capital que garantice la financiación del proyecto. Una vez conseguida, se ejecuta la transferencia de fondos a la Sociedad Proyecto, se realiza la ampliación de capital y compra del bien inmueble.

Realizados estos trámites, el bien se alquila y se reparten mensualmente los dividendos. Cuando se efectúe la venta del inmueble se procederá al reparto de los dividendos para después disolver y liquidar el proyecto.

Por tanto, ante opciones de inversión inmueble tradicionales, que parecen ya obsoletas, con métodos de financiación complicados y en algunas ocasiones abusivos, como el caso de algunas hipotecas, conviene derivar esa inversión derivada de la capacidad de ahorro hacia nuevos métodos de inversión, como el crowdfunding, con una rentabilidad media y una seguridad tangible.

La inversión inmobiliaria a través del crowdfunding triplicó en España su volumen de negocio entre 2015 y 2016, gracias a las ventajas derivadas de la relación entre seguridad en la inversión y retorno. Estas cifras demuestran que el crowdfunding inmobiliario se ha consolidado y se ha reafirmado como un modo de inversión eficaz.

Por eso te apoyamos a que descubras y disfrutes de el crowdfunding inmoviliario a traves de Inveslar.com

Inversores Urbanos, Bienvenidos!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.