Crowdfunding

nombre autor entrada

Escrito por Carles Serradell

CEO

Crowdfunding inmobiliario: legalidad y seguridad para los inversores

Publicado septiembre 14, 2017

En expansión, inveslar

Ciertos medios de comunicación, muchos particulares a través de redes sociales e inversores “tradicionales” comparten y expresan a menudo sus dudas respecto a la legalidad de las operaciones que llevamos a cabo. No necesariamente hablando exclusivamente de Inveslar, sino refiriéndose al conjunto de las compañías que operamos dentro del sector proptech. Dudas razonables, teniendo en cuenta lo incipiente de nuestra actividad, y teniendo en cuenta que, el sector inmobiliario -hasta ahora muy reservado a unos pocos- ha estado siempre en el foco de las (malas) noticias. Un sector asociado a la especulación durante años.

Entendemos las dudas, las reservas, y agradecemos a todos aquellos que contactan con nosotros para preguntar, contrastar y extraer su propio juicio. Todas las opiniones son válidas, y lógicamente no todo el mundo se va a convertir en lo que nosotros llamamos “crowdbelievers”. Eso sí, el gran pilar de nuestra actividad es ofrecer garantías legales a los que deciden participar en cualquiera de nuestros proyectos. Y por eso, queremos aclarar algunos conceptos. 

En primer lugar, en Inveslar: The Urban Investors, cumplimos con la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

Trabajamos con una entidad externa (Lemonway) que es la encargada de gestionar los pagos y el dinero de los ahorradores. Es decir: en Inveslar no tenemos acceso, en ningún caso, al dinero de las personas que deciden invertir en nuestros proyectos. Lemonway es una entidad de pago (similar a PayPal) reconocida por el Banco Central Europeo y por el Banco Central de España. Lo que hace esta entidad es depositar el dinero de los usuarios de Inveslar en cuentas segregadas de Banc Sabadell. 

En segundo lugar, y tal y como nos marca la ley, diferenciamos los inversores entre acreditados y no acreditados. Con este segundo grupo, limitamos sus inversiones a los máximos permitidos por ley. 

En tercer lugar: cualquier usuario, sin necesidad de registrarse en nuestra web, puede ver información relativa a cada proyecto. La cantidad de dinero que se requiere para cerrar el proyecto; la cantidad conseguida hasta el momento (actualizada en tiempo real) y la cantidad de inversores que ya han participado. Una vez registrado en la web (esto no quiere decir que se tenga que invertir), se puede acceder a un detallado estudio. Un completo análisis financiero, documentación legal, y un seguimiento de la evolución de cada proyecto.

Lo que no ofrecemos es un asesoramiento financiero. Nosotros ponemos al alcance del usuario toda esa información, y cada persona decide dónde quiere invertir sus ahorros. Para los que hablan de “chiringuitos 2.0”, es importante este punto: la economía colaborativa, el crowdfunding, nos permite decidir con libertad donde poner nuestros ahorros. Si hasta ahora las opciones se limitaban a tener el dinero en el banco o al mercado bursátil, ahora es posible decidir invertir en el sector inmobiliario, hasta ahora limitado a pocas personas. Invertir en un activo que perdura en el tiempo, y que ofrece rentabilidad. Y hacerlo en uno, en dos… o en todos los activos que decidamos. Tenemos la opción de diversificar.

Las cifras son claras y transparentes. Desde 2016, cuando pusimos en marcha nuestro primer proyecto, hemos cerrado 9 operaciones. Contamos con más de 2.500 miembros en nuestra comunidad, que nos han permitido lograr el 100% de la financiación en todos esos inmuebles (se han invertido más de 1,7 millones de euros). En este tiempo, se han retornado cerca de 320.000 euros a las personas que han participado en nuestras inversiones. La rentabilidad anualizada media ha sido superior a un 17%.

En estos momentos estamos tratando de cerrar la que sería ya nuestra décima operación.  Un centenar de crowdbelievers han participado en este proyecto.

Las dudas están ahí, y son entendibles. Nosotros respondemos con transparencia y con información. Estamos a disposición de cualquier particular, inversor o medio de comunicación que quiera resolver sus inquietudes. En nuestra sección de preguntas frecuentes respondemos a las principales cuestiones acerca de cómo funciona el crowdfunding inmobiliario. Para cualquier otra consulta, nuestro equipo está siempre disponible.

Cumplimos la ley y ofrecemos garantías. Porque nuestro objetivo es siempre lograr la máxima rentabilidad para los ahorradores que quieren entrar en esta nueva vía -libre, sin burocracia, y llena de oportunidades- que supone la irrupción de la economía colaborativa en el sector inmobiliario.

Inversores urbanos, bienvenidos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.