Crowdfunding

nombre autor entrada

Escrito por Ricardo Becerril

CCO de Inveslar

Claves del funcionamiento del crowdfunding inmobiliario

Publicado abril 17, 2017

En expansión, inveslar

Tradicionalmente, si has necesitado financiar un proyecto, seguro que has buscado soluciones como pedir un préstamo, solicitar alguna subvención, incluso involucrar a familiares y amigos. Así, el auge de las nuevas tecnologías ha impulsado otra herramienta de financiación, el crowdfunding.

El crowdfunding es una técnica que permite crear una red de personas que se involucran en la financiación colectiva de un determinado proyecto.

Tal ha sido la importancia de estas plataformas, que incluso el Gobierno de España creyó oportuno legislar sobre la materia, aprobando en 2015 la Ley de fomento de la financiación empresarial, que establece una serie de requisitos para estas plataformas marketplace.

El crowdfunding ha sido empleado en proyectos de distinta índole, desde proyectos de investigación, hasta proyectos culturales o políticos. En este sentido, el sector inmobiliario no ha sido ajeno a esta nueva forma de financiación, naciendo el llamado crowdfunding inmobiliario.

Este tipo de inversión inmobiliaria online permite poner en contacto a promotores de proyectos inmobiliarios con personas que desean invertir en el sector, pudiendo hacerlo fácilmente sin necesidad de grandes cantidades, muchas veces incluso a partir de 100 €.

Así, mediante las plataformas de crowdfunding inmobiliario se puede participar en proyectos que abarcan todos los ámbitos, desde las nuevas promociones, hasta la venta o alquiler de viviendas ya construidas.


¿Cómo funciona la inversión inmobiliaria online?

Identificación de una oportunidad de negocio

Siempre que se pone en marcha una campaña de crowdfunding, es porque se ha identificado una oportunidad de negocio en el sector, por ejemplo una propiedad que reúne una serie de características que la convierten en una inversión de carácter estratégico, ya que por motivos de calidad, ubicación, u otros motivos, se le supone una alta rentabilidad futura. En este punto es importante tener conciencia de la importancia de realizar una buena planificación, lo que permite aumentar de forma considerable las probabilidades de éxito de la operación que se va a realizar.


Publicación del proyecto para la captación de fondos

Una vez se tiene la certeza de lo rentable de la operación, y normalmente tras la creación de una sociedad, que será la persona jurídica y la cara visible en el proyecto, es cuando se publica el proyecto en la plataforma con el fin de captar fondos.

Al publicarse el proyecto, siempre se va a definir la cantidad total que se necesita. Llegado el momento en el que se hayan captado el 100 % de los fondos, es cuando se transfiere el dinero a la sociedad creada previamente, normalmente a través de una ampliación de capital. Así, este capital es el que se utiliza para comprar el activo inmobiliario que se espera rentabilizar.


Reparto de dividendos

A partir de aquí, la sociedad de la que puedes ser socio en la medida que hayas aportado al proyecto, es la propietaria de un activo que se pondrá en el mercado inmobiliario, bien mediante alquiler, o bien directamente para su venta.

En el caso de los alquileres, se hará un reparto mensual de los dividendos entre los pequeños inversores. Igual se hará en el momento en el que se produzca la venta del activo.

Una vez se ha producido la venta y el reparto de las cantidades, se suele proceder a la liquidación y disolución de la sociedad creada ya que en este momento su fin ha sido cumplido.


Claves que debes tener en cuenta en el crowdfunding inmobiliario

Nunca se debe perder de vista que todo lo que se ha comentado hasta ahora es una inversión que busca alcanzar una rentabilidad futura, siendo imposible predecir el éxito en el 100 % de los casos. Es por ello que siempre debes mostrar escepticismo con aquellas empresas fintech que te propongan campañas de captación de fondos con altas rentabilidades y sin riesgo, siendo necesario contar con personal experto que sepa valorar a la perfección cada una de las oportunidades de negocio identificadas.

Superando este punto, hay que destacar que algunas de las ventajas que aporta el crowdfunding inmobiliario están relacionadas con la posibilidad de participar en un sector tradicionalmente rentable con pequeñas aportaciones, pudiendo diversificar fácilmente las inversiones, y de forma independiente al sector bancario.

En definitiva, la inversión inmobiliaria online no es más que una oportunidad de inversión propiciada por el rápido desarrollo de las nuevas tecnologías.

Desde hace un tiempo, el crowdfunding, tan de moda para la financiación de determinados tipos de proyectos, se está empleando cada vez con mayor frecuencia en el sector inmobiliario. Así, esta importante herramienta de financiación de proyectos permite obtener unas grandes rentabilidades a personas que desean invertir en este sector, aunque sean pequeñas cantidades, incluso a partir de los 100 €.

 

Inversores urbanos, bienvenidos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.