Promoción Inmobiliaria

nombre autor entrada

Escrito por Inveslar Fintech

info@inveslar.com

Casas modulares, el futuro de la construcción ya está aquí

Publicado noviembre 30, 2016

En expansión, inveslar

La construcción tradicional está viviendo una época de grandes cambios. El mayor de ellos, o quizás el más significativo, es la industrialización de la vivienda.

Las ventajas que ofrece respecto a la construcción tradicional son múltiples y muy claras:

  • El proceso de construcción: se logra una mayor optimitización del tiempo empleado y los acabados logrados son más precisos. Esto consigue que el presupuesto pueda cerrarse de antemano, reservando una cantidad mínima para posibles imprevistos, que son pocos y están bajo control.
  • La calificación energética: los materiales empleados en este tipo de construcción son mucho más eficientes energéticamente que la construcción tradicional. De esta forma, el propietario de la vivienda puede disfrutar de una vivienda con una calificación energética mucho más optimizada, con el consiguiente ahorro en gasto de energía que esto supone.
  • La vivienda es transportable: y también es hipotecable, ya que va fijada al suelo. Las ventajas de una vivienda transportable son varias. Primero, la rapidez de los últimos retoques tras ser construida íntegramente en fábrica. Y segundo, y no menos importante, es que te la puedes llevar. Algo muy habitual en países como Estados Unidos. Si, por el motivo que sea, te ves obligado a cambiar de lugar de residencia o bien has descubierto otro lugar en el que prefieres vivir, puedes trasladar la vivienda íntegramente.
  • El precio: el hecho de ser un proceso de construcción más similar al de un coche que al de una casa convencional, hace que el precio final sea completamente cerrado: cada cliente elige la configuración de la casa a su medida, como si fuera el pack ofrecido en la venta de coches. Sin sorpresas de última hora ni desviaciones presupuestarias inasumibles.
  • El aspecto: no estamos hablando de un bungalow ni de una casa prefabricada. Ni de un mobilhome. Se trata de una vivienda de aspecto convencional, de suelo hormigonado y paredes exteriores de cemento.

La casa de siempre tal y como la conocemos, pero mejorada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.