Ahorro

nombre autor entrada

Escrito por Inveslar Fintech

7 consejos para un ahorro óptimo y eficiente

Publicado junio 30, 2017

En expansión, inveslar

A los ciudadanos españoles cada vez les preocupa más ahorrar. Según pone de manifiesto la encuesta más recientemente elaborada por el Observatorio Cetelem, los españoles son cada vez más previsores y cautos en lo que se refiere a su economía doméstica y, por tanto, más propensos a destinar una parte de sus ingresos al ahorro. Las que se revelaron en la misma encuesta como principales motivaciones de los españoles a la hora de ahorrar fueron, fundamentalmente, tres: el bajo nivel de las pensiones, así como el temor por su estado futuro; la posibilidad de hacer frente a eventuales problemas económicos; y, por último, la capacidad de llegar a fin de mes holgadamente. Son evidentes, pues, los motivos para buscar un fondo fiable y seguro en el que depositar nuestros ahorros.

Sin embargo, para emprender un ahorro seguro y eficiente, como para toda actividad económica, se hace necesario tener en cuenta ciertos criterios y pautas que aseguren el éxito. A continuación ofrecemos siete consejos que todo potencial ahorrador debe tener en mente antes de comenzar una inversión:

Analizar los objetivos y posibilidades de la inversión

Lo primero que se debe hacer antes de elegir dónde depositar nuestro dinero es valorar cuáles son las posibilidades, lo cual incluye evaluar cuál es el volumen pecuniario que estamos dispuestos a destinar al ahorro y cuáles son los objetivos que nos proponemos alcanzar con ese volumen. El proyecto de ahorrador debe hacer un balance de sus ingresos, de sus gastos y de la prioridad conferida al ahorro para decidir los términos en los que debe plantear el mismo.

Definir el horizonte temporal

Uno debe invertir en función de los plazos y riesgos que pueda asumir, actuando según los resultados del balance mencionado en el punto anterior. Es conveniente, por otra parte, pensar a largo plazo sobre nuestras inversiones y no dejarse influenciar por las tendencias más inmediatas.

Informarse sobre los posibles depositarios de nuestros ahorros

Es primordial examinar exhaustivamente las virtudes y las faltas de los candidatos a ser objeto de nuestras inversiones: éstos deben ser de probada eficiencia y seguridad, además de presentar posibilidades fecundas de futuro. Una de estas oportunidades, es estos momentos, es la de empresas como Inveslar, que aúnan las ventajas que en rentabilidad y seguridad distinguen a los mejores fondos inmobiliarios con su aprovechamiento de las nuevas tecnologías e Internet; propiciando, en suma, que el hecho de la inversión inmobiliaria sea más cómodo y que sus frutos estén al alcance de todo el mundo.

Contar con un asesor

El ahorro será, evidentemente, más rentable y seguro para ti si a los conocimientos de base del inversor se suman los de un profesional. Resulta tan importante como los criterios anteriores el contar con un asesor de confianza, transparente y fiable, que te mantenga informado en todo momento acerca del estado de tus activos, así como de las mejores opciones disponibles para éstos.

Mantener un fondo líquido de emergencia

Conviene mantener un fondo de reserva sin emplear en la inversión, con vistas a eventualidades o imprevistos económicos que podrían, en el peor de los casos, forzarnos a sacrificar algún activo de nuestra cartera. Este punto entronca con las dos primeras recomendaciones acerca de analizar la propia capacidad y potencialidad de ahorro e inversión.

Diversificar los objetos de inversión

Se trata de una opción casi ineludible una vez hablamos de cierto volumen de ahorros. La diversificación de los activos puede garantizarte, al no haberlo "fiado todo a una carta", una cartera más dinámica y activa, con más espacio para la rentabilidad y, al mismo tiempo, más segura que una en la que sólo tiene presencia un tipo de producto.

Aportar periódicamente

Invertir regularmente parte de las rentas futuras en el fondo de ahorros garantiza tanto la sostenibilidad de éste como el crecimiento de su rentabilidad a largo plazo; en otras palabras, mantén el plan de inversión como una realidad estable a lo largo del tiempo. A pesar de la recomendación precedente sobre la conveniencia de diversificar, no es sensato llevar ese hábito hasta el extremo de mantener una cartera "multicolor", pero cuyas inversiones carecen del volumen suficiente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.